cargando
Son cuatro días  
1987

Único single extraído del disco "Nuevas mezclas"
Editado por PDI en formato vinilo 7", 1987
Letras y créditos
Letra y Música: Q. Portet - M. García
Tema extraído del disco "Nuevas mezclas"
Duerme la ciudad
y en un local oscuro junto al mar
está tocando un músico de jazz.
Miras hacia mí
y en tus ojos cansados puedo ver
que hay un nombre escrito de mujer.
De su guitarra se van notas de fuego;
los acordes de cristal, hacia la eternidad.
Viejas canciones de amor,
viejos poemas.
Entre el humo y el alcohol,
la noche suena a jazz.
Duerme la ciudad
y una muchacha negra entra en el bar.
Parece borracha
- a ver quién no lo está -.
Duerme la ciudad
y una muchacha negra entra en el bar.
Grita que los blancos huelen mal.
Años luz de soledad.
Recuérdame cuando me vaya.
Besa el mar la arena gris
y en la ciudad la noche canta.
Sentado en un rincón
mirando a dos gatos retozar.
Triste estampa ser rey de la creación.
Duerme la ciudad
y está tocando un músico de jazz.
Letra y Música: M. García - Q. Portet
Versión inedita
Hay hombres meditando en montañas junto al cielo...
Su hatillo contenía una sola riqueza.
Su casa es el camino, madreselvas y palmeras.
No quiere riquezas, no quiere poder.
El sólo quiere ver amanecer
tumbado en la hierba, a la orilla del mar.
Si hay hombres que han consagrado toda su vida
a hacer cometas y verlas volar, contéstame,
¿Para qué sirve una hormiga?
y luego dime si es santo el caimán.
Hay hombres meditando en montañas junto al cielo.
Ellos te cuentan que las águilas les hablan
y que hubo un día, en que las montañas volaban.
Si las montañas podían volar,
contéstame, ¿para qué sirve una hormiga?
y luego dime si es santo el caimán.
Si está tan claro y me dices que tú eres sabio,
convénceme de que es santo el caimán.