cargando
El loco de la calle (Maxi Single promocional)  
1987

Maxi Single de edición limitada y numerada de 500 ejemplares, editado con motivo de la entrega del disco de oro por "Enemigos de lo ajeno" y del disco de platino por "Nuevas Mezclas". Prensado en vinilo transparente con la numeración realizada a mano
Editado por PDI en formato Maxi Single 12"
Letras y créditos
Música: M. García-Q. Portet-J. L. Pérez
Letra: M. García
Versión incluida únicamente en el Maxisingle "El loco de la calle"
Paso al loco de la calle.
Paso al ansia de vivir.
Paso al loco de la casa.
Paso al ansia de vivir.
Pierdo mis defensas
en los recodos de la angustia.
Busco una mirada cada momento,
en todas partes.
Mi vida no es de nadie
ni yo le pido a nadie nunca
que haga algo que yo mismo
tampoco haría sin dudarlo.
Y sólo sé que no puedo estar;
si tú te vas, mi casa voy a quemar.
Ella está tan sola
que huye del centro de la calle.
Su puerta y su mirada
cerradas a canto y a cal.
Y sola, sé que no puede estar;
y ahora sé que se perderá.
Y al final, sólo envidia y ambición;
Y ya sé que sin buscar no encontraré.
Paso al loco de la calle.
Paso al ansia de vivir.
Mi cuarto es tan pequeño
que nunca encuentro sus esquinas.
Desde que tú te has ido
se ríe de mí la soledad;
te espero en los caminos
y te confundo a todas horas;
mientras estoy perdido,
los niños me han dicho que lloras.
Y sólo sé que no puedo estar;
si tú te vas, mi casa voy a quemar.
Y al final sólo envidia y ambición;
y ya sé que aunque busque nunca encontraré.
Paso al loco de la calle.
Paso al ansia de vivir.
Paso al loco de la casa.
Paso al ansia de vivir.
Paso al loco de la calle.
Paso al ansia de vivir.
Paso al loco de la casa.
Paso al ansia de vivir.
Letra y música: M. García-Q. Portet
Versión incluída únicamente en el single "Son cuatro días"(caja «Los Singles 1985-1988)
y en el Maxisingle «El loco de la calle»
Hay hombres meditando en montañas junto al cielo.
Su hatillo contenía una sola riqueza.
Su casa es el camino, madreselvas y palmeras.
No quiere riquezas, no quiere poder.
El sólo quiere ver amanecer
tumbado en la hierba, a la orilla del mar.
Si hay hombres que han consagrado toda su vida
a hacer cometas y verlas volar, contéstame,
¿Para qué sirve una hormiga?
y luego dime si es santo el caimán.
Hay hombres meditando en montañas junto al cielo.
Ellos te cuentan que las águilas les hablan
y que hubo un día, en que las montañas volaban.
Si las montañas podían volar,
contéstame, ¿para qué sirve una hormiga?
y luego dime si es santo el caimán.
Si está tan claro y me dices que tú eres sabio,
convénceme de que es santo el caimán.





Letra y música: M.García-Q.Portet
Tema extraído del disco "Enemigos de lo ajeno"
Veo tu casa desde mi balcón...
chimeneas y tu ropa al sol.
Aviones plateados rozando los tejados.
Vestido y en la cama
vigilo tu ventana:
miro libros de pintura que robé.
No tengo hambre. Hoy, no comeré.
No sé de que me quejo,
ya tengo lo que quiero.
Soy libre ante el espejo.
No salgo ahora que puedo.
Y tú siempre dices que soy
un alma del averno.
Tendré que darte la razón,
quizá sea cierto.
Siempre suelo querer
lo que no tengo.
Y ahora que ya no estas aquí
me voy consumiendo.
Ropa sucia, cuadros que he "pintao"...
Discos viejos. "To" por ahí "tirao".
Barba de quince dias...
no me levantaría.
Desorden en campaña.
Ahora sé que me engaña.
Credenciales de posesión,
que tontería...
estos celos me han "abrasao".
No sé qué me creía.
Y yo que decía... por fin,
ahora la tengo,
y ya estaba "a vuelta de tó",
A ver si aprendo...
Y tu carta me confundió.
Ahora lo entiendo.
Tu mirada me lo advirtió:
nunca mas vuelvo.