cargando
Como un burro amarrado en la puerta del baile (editado en Europa)  
1993

Edición en Europa del CD Single Promocional
Editado por EMI en formato CD Single promocional, 1993
Letras y créditos
Letra: M. García; Música: M. García – Q. Portet
Tema extraído del disco "Astronomía razonable"
Me dices "good bye" en tu nota tan ricamente,
y no me hago a la idea de no volver a verte.
Si lo llego a saber, mimosa, no te bajo el puente,
me tiré de cabeza y me arrastró la corriente.
Este es mi destino,
al cabo de la calle estoy:
me siento como aquel ladrón
que busca su fortuna
en un callejón por donde nunca pasa nadie.
Como un burro amarrado en la puerta del baile.
Mi primo, que tiene un bar,
desde siempre me ha dicho,
y me consta que todo lo dice
de muy buena fe:
tanto tienes, tanto vales:
 no se puede remediar.
Si eres de los que no tienen,
 a galeras a remar.
Y si sólo tengo amor,
¿qué es lo que valgo yo?
Si tengo ganas de bailar,
¿para qué voy a esperar?
Ahora necesito amor,
es mi única ambición;
como yo no sé bailar,
a galeras a remar.
Baila conmigo, amor,
que soy muy cariñoso, guapa,
que aunque muy chico y muy feo,
piloto de aeroplano soy.
Llévame al cine, amor,
y a comer un arrocito a Castelló.
Si total son cuatro días,
"pa" que vas a exprimirte el limón.
"Escolta", Piquer,
dame aire con tu abanico
"que sóc de Barcelona
i em moro de calor".
Si sólo tengo amor,
¿qué es lo que tengo yo?
Si tengo ganas de bailar,
¿para qué voy a esperar?
Ahora necesito amor,
es mi única ambición;
y como yo no sé bailar,
a galeras a remar.
Y si sólo tengo "love",
¿qué es lo que valgo yo?
Si tengo ganas de bailar
¿para qué voy a esperar?
Ahora necesito amor
porque mi novia me dejó.
Como yo no se bailar,
a galeras, a remar.
Ahora necesito amor.
Letra: M. García; Música: M. García – Q. Portet
Tema extraído del disco "Astronomía razonable"
Al ritmo de tus días,
al flujo de tu tiempo, vela que dominas.
Al vaivén que marcas caprichosa, amor,
a tu calor, me arrimo.
Flor de pradera:
de ti necesito.
De tu esencia me impregné
y ahora estoy atado a ti,
y el sulfuroso reclamo
es el deseo que por ti siento.
Deseo de tus noches mientras duermes,
deseo de tu latir y de tu aliento,
y al abrigo de tus besos
adentrarme en un camino
que tras de mi se borre.
Si tu bendita presencia
es la ofrenda ante el altar,
el agua de tu caudal
es la querencia animal.
A este desbordado antojo,
a este musgo de la roca donde me alojo.
En el panal de tus cuevas
puedo ocultarme y brotar,
y en tus recónditas corvas
puedo poblarte y amar,
desde tu tobillo moreno
al sonido de la trenza
de tu largo pelo.
Letra y Música: M. García – Q. Portet
Tema extraído del disco "Astronomía razonable"
No queda nada aquí
por hacer... nada;
ni nada que ofrecer
que no tengas ya.
En el columpio azul
de tus besos metálicos
me quiero abandonar
como un animal.
Con la piel quemada
por el sol
el salitre y el amor.
Correr y atravesar
mil vidas grises de gente gris.
Correr y abandonarlo todo.
Correr y delirar
siempre a tu lado dulce amor.
Llegar hasta el final de ti.
Con la mente turbia,
los sentidos afilados,
medio locos.
Del templo a la taberna
por entre los viñedos
tu nombre gritaré.
Desde la selva azul
de tu pelo enredado
hasta el vapor de miel
de tu alma al despertar.
Correr y delirar
siempre a tu lado dulce amor.
Correr y abandonarlo todo.
Correr y atravesar
mil vidas grises de gente gris.
Llegar hasta el final de todo.