cargando
Huesos - edición Perú promocional  
1983

Edición promocional en Perú del single "Huesos"
Editado por Iempsa en formato vinilo 7" promocional, 1983
Se edito en dos tipografías distintas dependiendo de la tirada
Letras y créditos
Tema extraído del disco "Rebuznos de amor"
Letra y Música: Quimi Portet
Manolo García - voz, percusión, teclados, guitarra
Quimi Portet - guitarra, bajo, teclados, percusión, voz
José Luis Pérez - guitarra, bajo, teclados
Quim Benitez - batería, percusión, teclados
Pepe López Jara - bajo, teclados
Cómo te voy a querer?
Estando flaca como estás,
mis besos se pueden perder
sin sitio donde aterrizar.
De noche llegan a mí
los gritos de tu corazón, me dice
que quiere huir,
casi no cabe en su prisión...
Porque eres Huesos! Huesos!
Tú eres sólo huesos
unidos por muy poca piel;
delgada como el viento,
suave como un alfiler.
Cómo te voy a abrazar?
Que (al fin y al cabo)
es lo que yo querría hacer;
y por dónde te voy a coger
para salir a pasear?
La gente no me deja en paz
-"Tú no eres un muchacho normal"-,
pero eeeso a mí me da igual,
eres la flaca que me hace feliz...
Porque eres Huesos! Huesos!...
Te digo que te quiero
y lo puedes creer,
lo único que pasa
es que casi no estás;
a veces me pregunto
si serás realidad,
si sólo eres un sueño
o eres espiritual.
Cómo te voy a querer?
Cómo te voy a querer?
Huesos! Huesos!
Tú eres sólo huesos
unidos por muy poca piel.
Huesos! Huesos!
Delgada como el viento,
suave como un almacén.
Tema extraído del disco "Rebuznos de amor"
Letra y Música: Manolo García - José Luis Pérez - Antonio Fidel
Manolo García - voz, percusión, teclados, guitarra
Quimi Portet - guitarra, bajo, teclados, percusión, voz
José Luis Pérez - guitarra, bajo, teclados
Quim Benitez - batería, percusión, teclados
Pepe López Jara - bajo, teclados
Llegué a la tierra de los simple
por los caminos del cansancio y de la soledad
crucé paisajes desdentados
los niños tienen todo el día para jugar
No he perdido la constancia
no he luchado para luego abandonar
me han dibujado sonrisas
y al dar la espalda me han querido apuñalar.
Ni castigo a los vencedores
ni a los vencidos redención
si cruzas, para de reírte
si vuelves rómpeme el porvenir.
Dejé la fábrica del hielo
corrí contento, loco de feliz
busqué a Susana en los cines del barrio
toda la tarde hasta que me emborraché.
El Faro del fin de este mundo
aventurero buscando no sé qué
pequeños héroes de revista
soy un insecto en la inmensidad.