1983

Único single extraído del disco "Rebuznos de amor".
Editado por Belter en formato vinilo 7", 1983.
Producción ejecutiva: Toni Coromina.
Producción artística: Quimi Portet - Manolo García.
Distribuido por Discos Belter, S.A.
Letra y créditos

Letra y Música: Quimi Portet
Manolo García - voz, percusión, teclados, guitarra 
Quimi Portet - guitarra, bajo, teclados, percusión, voz 
José Luis Pérez - guitarra, bajo, teclados 
Quim Benitez - batería, percusión, teclados 
Pepe López Jara - bajo, teclados 

Cómo te voy a querer?
Estando flaca como estás,
mis besos se pueden perder
sin sitio donde aterrizar.
De noche llegan a mí
los gritos de tu corazón, me dice
que quiere huir,
casi no cabe en su prisión...
Porque eres Huesos! Huesos!
Tú eres sólo huesos
unidos por muy poca piel;
delgada como el viento,
suave como un alfiler.
Cómo te voy a abrazar?
Que (al fin y al cabo)
es lo que yo querría hacer;
y por dónde te voy a coger
para salir a pasear?
La gente no me deja en paz
-"Tú no eres un muchacho normal"-,
pero eeeso a mí me da igual,
eres la flaca que me hace feliz...
Porque eres Huesos! Huesos!...
Te digo que te quiero
y lo puedes creer,
lo único que pasa
es que casi no estás;
a veces me pregunto
si serás realidad,
si sólo eres un sueño
o eres espiritual.
Cómo te voy a querer?
Cómo te voy a querer?
Huesos! Huesos!
Tú eres sólo huesos
unidos por muy poca piel.
Huesos! Huesos!
Delgada como el viento,
suave como un almacén.
Letra y créditos

Letra y Música: Quimi Portet
Manolo García - voz, percusión, teclados, guitarra 
Quimi Portet - guitarra, bajo, teclados, percusión, voz 
José Luis Pérez - guitarra, bajo, teclados 
Quim Benitez - batería, percusión, teclados 
Pepe López Jara - bajo, teclados 

Estoy triste.
Ayer mismo mi novia murió,
tan bonita
y un camión me la atropelló
Su bello cuerpo quedó aplastado
su cráneo botó como un balón
su nombre no es de los que se olvidan
mi novia se llamaba Ramón.
Tantos años
saliendo juntos a pasear
y el dinero que con ella
yo llegué a gastar
ya nunca más iremos al baile
ya nunca más iremos al bar
todo se convirtió en un recuerdo
mi novia se llamaba Ramón.
Mi novia se llamaba Ramón,
y eso qué más da
se murió muy deprisa
las palabras que terminan en "ón"
esas suelen ser
para morirse de risa.
Mi novia se llamaba Ramón,
y eso qué más da
una chica muy lista
sus besos, sus palabras de amor,
se van a quedar
siempre en la autopista
como notas de una canción.