cargando
1994

CD Maxi Promocional de la Caja "Astronomía razonable: Singles y Maquetas". Unicamente para uso promocional, prohibida su venta
Editado por EMI / Perro Records en formato CD Maxi Promocional
Letras y créditos
Al ritmo de tus días,
al flujo de tu tiempo, vela que dominas.
Al vaivén que marcas, caprichosa, amor,
a tu calor, me arrimo.
Flor de pradera:
de ti necesito.
De tu esencia me impregné
y ahora estoy atado a ti,
y el sulfuroso reclamo
es el deseo que por ti siento.
Deseo de tus noches mientras duermes,
deseo de tu latir y de tu aliento,
y al abrigo de tus besos
adentrarme en un camino
que tras de mí se borre.
Si tu bendita presencia
el la ofrenda ante el altar,
es agua de tu caudal
es la querencia animal.
A este desbordado antojo,
a este musgo de la roca donde me alojo.
En el panal de tus cuevas
puedo ocultarme y brotar,
y en tus recónditas corvas
puedo poblarte y amar,
desde tu tobillo moreno
al sonido de la trenza de tu largo pelo.
Al ritmo de tus días,
al flujo de tu tiempo, vela que dominas.
Al vaivén que marcas, caprichosa, amor,
a tu calor, me arrimo.
Flor de pradera:
de ti necesito.
De tu esencia me impregné
y ahora estoy atado a ti,
y el sulfuroso reclamo
es el deseo que por ti siento.
Deseo de tus noches mientras duermes,
deseo de tu latir y de tu aliento,
y al abrigo de tus besos
adentrarme en un camino
que tras de mí se borre.
Si tu bendita presencia
el la ofrenda ante el altar,
es agua de tu caudal
es la querencia animal.
A este desbordado antojo,
a este musgo de la roca donde me alojo.
En el panal de tus cuevas
puedo ocultarme y brotar,
y en tus recónditas corvas
puedo poblarte y amar,
desde tu tobillo moreno
al sonido de la trenza de tu largo pelo.
Al ritmo de tus días,
al flujo de tu tiempo, vela que dominas.
Al vaivén que marcas caprichosa, amor,
a tu calor, me arrimo.
Flor de pradera:
de ti necesito.
De tu esencia me impregné
y ahora estoy atado a tí,
el sulfuroso reclamo
es el deseo que por ti siento.
Deseo de tus noches mientras duermes,
deseo de tu latir y de tu aliento,
y al abrigo de tus besos
adentrarme en un camino
que tras de mi se borre.
Si tu bendita presencia
es bálsamo en el vasar,
el agua de tu caudal
es la querencia animal.
A este desbordado antojo,
a este musgo de la roca donde me alojo.
En el panal de tus cuevas
puedo ocultarme y brotar,
y en tus recónditas corvas
puedo poblarte y amar,
desde tu talón moreno
al sonido de la trenza
de tu pelo.
Nada limpio a que jugar
ni objetivos que cumplir
tus ilusiones morirán...
dias grises hasta el fin
y en tus ojos una luz se apaga.
Ojos tristes al mirar los mapas.
Ningún sitio a donde ir,
ninguno al que regresar.
Nada que te haga reir.
Nada que te haga llorar.
El amor de las viejas novelas
murmura un deseo a las estrellas.
Coge mi mano y duerme junto a mi;
si no te importa,
me quedaré aquí hasta el fin.
Sin mirarnos, sin hablar,
veremos el sol salir;
dulces drogas nos dirán
que hay un mar cerca de aquí.
Y en tus ojos otra vez la vida
tiembla en una vela consumida.
Y en el silencio te oigo palpitar;
siempre hay un alba en la que despertar.
Coge mi mano y duerme junto a mi;
si no te importa me quedaré aquí.
Y en el silencio te oigo palpitar;
siempre hay un alba en la que despertar.
Coge mi mano y duerme junto a mi;
si no te importa me quedaré aquí.
Dulces sueños.
Escondidos de la noche
y de los horrores negros.
Dulces sueños.
Escondidos de la noche
y de los horrores negros.
Dulces sueños.
Escondidos de la noche
y de los horrores negros.
Dame tu caramelo, amor,
dame el almibar
que tiene todo ese sabor
que tu transpiras.
Retama, espliego con tu olor,
me dan la vida;
si tu me dejas moriré
de dulce herida.
Tres veces yo te traicioné
fué por orgullo,
despecho la primera fue,
la última un gusto.
Que, aunque otras bocas bese, mi niña,
y otros cuerpos abrace en mi vida,
sé que nunca será lo mismo.
Dicen que el que canta su mal espanta.
Vaya, "my darling", te marchaste
y me dejaste como merluza sin espinas.
Antes de conocerte a ti
yo era un chiquillo;
fue conocerte, corazón
y ver el brillo
del verdadero vacilón
que da una hembra.
No son sólo palabras para cantarlas,
y es un hecho bien cierto que a veces pasa,
desde que me dejaste soy un muñeco,
escombro, ruina, sombras,
un trapo viejo.
Que aunque otras veces "my darling",
y otros cuerpos abrace en mi vida,
sé que nunca será lo mismo.
Dicen que el que canta su mal espanta.
Dame botella colocón
mi compañera,
empino el codo con fruición,
nadie me espera.
Subo la cuesta de mi "street"
hacia mi casa,
nadie me espera en el hogar,
la vida es bella.
Dame tu caramelo, amor,
dame el almibar,
que tiene todo ese sabor
que tu destilas.
Retama, espliego con tu olor,
me dan la vida;
si tu me dejas moriré
de dulce herida.
Me dices "good bye"
en tu nota tan ricamente,
y no me hago a la idea
de no volver a verte.
Si lo llego a saber, mimosa,
no te bajo el puente,
me tiré de cabeza
y me arrastró la corriente.
Este es mi destino,
al cabo de la calle estoy:
me siento como aquel ladrón
que busca su fortuna
en un callejón
por donde nunca pasa nadie.
Como un burro amarrado
a la puerta del baile.
Mi primo, que tiene un bar,
desde siempre me ha dicho,
y me consta que todo lo dice
de muy buena fe:
tanto tienes, tanto vales:
no se puede remediar.
Si eres de los que no tienes,
a galeras a remar.
Y si sólo tengo "love",
¿qué es lo que valgo yo?
Si tengo ganas de bailar,
¿para qué voy a esperar?
Ahora necesito "love",
es mi única ambición;
como yo no sé bailar,
a galeras a remar.
Baila conmigo, amor,
que soy muy cariñoso, guapa,
que aunque muy chico y muy feo,
piloto de aeroplano soy.
Llévame al cine, amor,
y a comer un arrocito a Castellón
Si total son cuatro días,
"pa" que vas a exprimirte el limón
"Escolta", Piquer,
dame aire con tu abanico
"que sóc de Barcelona
i em moro de calor".
Si sólo tengo "love",
¿qué es lo que tengo yo?
Si tengo ganas de bailar,
¿para qué voy a esperar?
Ahora necesito "love",
es mi única ambición;
y como yo no sé bailar,
a galeras a remar.
Y si sólo tengo "love",
¿qué es lo que valgo yo?
Si tengo ganas de bailar
¿para qué voy a esperar?
Ahora necesito "love"
porque mi novia me dejó
Como yo no sé bailar,
a galeras, a remar.
Ahora sólo tengo "love"
Dejé la estepa
cansado y aturdido,
con ganas de volver.
No hay otros mundos
pero si hay otros ojos,
aguas tranquilas
en las que fondear.
Mar antiguo, madre salvaje,
de abrigo incierto
que acuna el olivar.
Muge mi alma confusa y triste;
ojos azules en los que naufragar.
Te he echado tanto de menos
patria pequeña y fugaz:
que al llegar cruel del norte el huracán
no se apague en tu puerto el hogar.
Mar antiguo, madre salvaje,
en tus orillas de rodillas rezaré.
Tierra absurda que me hizo absurdo,
nostalgia de un futuro azul en el que anclar.
Triste y cansado,
con los viejos amigos
el vino y el cantar:
mientras quede un olivo en el olivar
y una vela latina en el mar.
Viejos dioses
olvidados
mantenednos
libres de todo mal.
Mar antiguo,
dios salvaje
de la encina
y del gris olivar.
Viejos dioses
olvidados
mantenednos
libres de todo mal.
Tela, cinta,
otra vez a empezar.
Lápiz, tinta,
y al paisaje a robar.
Y al placer de reencontrar
el limbo de un tiempo que se nos va.
Libro, nube,
ese es mi descanso.
Arbol, fuente,
cada vez que despierto.
Ser durmiente.
En la espuma de un antojo camuflarse.
Para completa inocencia,
en las calderas del sueño divagar.
Que los días se van,
ríos son.
Ahora quiero sentir,
caminar.
Ahora quiero pintar,
percibir
el color de esa flor
que se marchitará.
Pinto, verdes
parajes de belleza desolada,
vivo lo efímero y su valor.
Bebo, apuro
desperdicios de mi vida,
me recojo en la templanza
de la tregua que me da
la anestesia del recuerdo.
Que los días se van,
ríos son;
ahora quiero sentir,
caminar;
ahora quiero pintar,
percibir
el verano fugaz
que ya se nos va.
Lápiz, tinta,
y al placer de reencontrar.